close
close

MÚSICA EN SANTIAGO | Un milenario instrumento como “símbolo del deseo de paz”, según Wu Wei, virtuoso del sheng

Un milenario instrumento como “símbolo del deseo de paz”, según Wu Wei, virtuoso del shengAntonio Hernández

El sheng está considerado el instrumento de viento de tubos más antiguo del mundo. Hay fuentes que señalan que ya era usado en China hace tres mil años y Wu Wei (1970, Gaoyou China), multipremiado intérprete considerado un virtuoso de dicho órgano de boca, actuó este jueves en Santiago con la Real Filharmonía de Galicia (RFG).Antes del recital en el Auditorio de Galicia, el músico chino afincado en Alemania, atendió a EL CORREO GALLEGO, orgulloso de portar una tradición milenaria y feliz por venir a la capital gallega.

“No tenía información sobre Santiago ni tampoco del resto de Galicia hasta que el maestro Baldur Bronnimann se convirtió en el director principal de la Real Filharmonía. He interpretado junto a él en diferentes conciertos y distintas orquestas de todo el mundo, y es uno de mis directores actuales favoritos, no sólo como especialista en música contemporánea, si no también en la interpretación de obras clásicas; su experiencia y alto nivel de interpretación le convierten en uno de los directores más destacados. Llevará a la orquesta de la RFG a la vanguardia mundial”, dice Wu Wei sobre el director suizo, Baldur Bronnimann, nombrado hace año y medio como sustituto del maestro Paul Daniel a la batuta de la RFG.

Elaboración artesanal se utiliza caña de bambú

Más allá de esas flores, correspondidas por aplausos en la actuación de ayer, el sheng, en cuya elaboración artesanal se utiliza caña de bambú, es para Wu Wei, mucho más que un simple instrumento.

“Es un símbolo del deseo de paz, de vida, de la humanidad. Encarna el respeto y el amor del ser humano por la naturaleza. Su voz es transparente y posee matices muy ricos. El sonido es muy maleable y depende de la imaginación que le eche cada intérprete”, aclara quien cumple 31 años de carrera tras formarse en el Conservatorio de Música de Shanghai.El sheng que sopló en Santiago data “de 1992” aunque su esencia venga de mucho más lejos.

Puede ser como un cachorro o un gran león”

Galardonado en 2017 como el Mejor Solista de Sheng en China, en Europa le han premiado igual el festival de Edimburgo que la revista de la BBC,Wu Wei gana eco mostrando que el sheng, “si se desea”, “puede funcionar perfectamente con todos los instrumentos”.

“Puede ser como un cachorro, puede ser un gatito, pero también puede ser un gran león porque tiene muchas facetas que varían según las necesidades de la música”, comenta al pedirle que asemeje el instrumento que doma con el mundo animal, como si estuviéramos en una tertulia con el protagonista de Dersu Uzala, la película naturalista de Akira Kurosawa.

En el concierto de este jueves, aparte de una obra de Huang Ruo llamada El color amarillo para sheng y orquesta, con Wei como solista, la Real Filharmonía interpretó El pájaro de fuego, suite (versión de 1945), de Igor Stravinski; y Ecos rojos, de Itziar Viloria, repertorio que el día anterior se escuchó en el Teatro Afundación, Vigo.

Valoración de su paso por Galicia

Estoy encantado de haber ensayado y actuado con la Real Filharmonía durante estos días. La orquesta ha sacado lo mejor de la música de un modo que no he visto con ninguna otra orquesta de primera clase”, concluye entusiasta Wu Wei, que viaja ya con la música a otra parte, sabiendo que lleva en la maleta “un símbolo del deseo de paz en el mundo”, ese que hay quien desoye, de ahí la valía de su esfuerzo.

Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *